…para alabanza de su gloria

Artículo XI La Santificación

Declaración
Creemos que las Escrituras enseñan que la santificación es el acto mediante el cual los creyentes han sido eternamente separados para Dios (1) al hacérsenos partícipes de la santidad de Dios mediante la obra de redención (2), por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo, hecha una sola vez para siempre (3); que es una separación para un servicio especial a Dios (4); que principia en la regeneración (5) y es progresiva en su desarrollo (6), y que llegará al estado de perfección en la glorificación de los cuerpos, en la segunda venida de Cristo (7).

(1) Ef. 1:13-14; Sal. 4:3; 2ª. Cor. 5:17; Rom. 8:29-30
(2) Rom. 3:24; Heb. 2:9; Jn. 3:16
(3) Heb. 10:9-10; Ef. 5:25-27
(4) Sal. 4:3; 2ª. Cor 6:17; Jn. 17: 17-19; 1ª. Tes. 4:3-7
(5) Rom. 8:29-30; 1ª. Cor 1:2; Col. 1:21-22; 1ª. Ped. 2:9-10
(6) Prov. 4:18; Ef. 4:11-15; 2ª. Cor. 7:1; 13:9; 1ª. Tes. 5:23; 1ª. Tim. 4:7; 1a. Ped. 2:23; 2a. Ped 3:18
(7) Rom 8:23; 1a. Cor. 15:51-54; Ef. 1:13-14; 4:30; Fil. 1:6; 3:12-14; 1a. Jn. 3:2